22
Dom, Oct
As soon as you open an account Bet365 will send you a 10 digit Offer Code via email. Receive Your £200 bet365 Welcome Promo Bonus plus £50 Mobile Promo

COMISIONADO MUNICIPAL DE NUEVO PIRQUITAS SE PRONUNCIA A FAVOR DEL DESARROLLO MINERO

Se trata de Rufino Llampa quien destacó sobre esto, “tenemos una visión que es el desarrollo y los puestos de trabajo”.

pueblo nuevo pirquitas

Rinconada – Jujuy. Luego de tener la experiencia a cargo de la Comunidad Aborigen y haber trabajado en minería, conoce ampliamente y desde adentro todos los roles de los principales actores sociales en el territorio, considera que la minería es la principal actividad en estas localidades y que además de lo que hace, poseer un proyecto en marcha como Chinchillas, puede ofrecer un marco apropiado para poder emprender de una manera sustentable los desarrollos de quínoa, turismo rural y ganado.

La jurisdicción municipal de Nuevo Pirquitas está compuesta por cinco comunidades: Nuevo Pirquitas, Coyaguaima, Orosmayo, Liviara y Loma Blanca. Su principal referente es el Comisionado Municipal, Rufino Llampa. Rufino estuvo al frente de la Comunidad Aborigen y anteriormente trabajó en Mina Pirquitas.

Considera que el desarrollo local es su principal meta de gestión.

En ese sentido comenta cómo fue el proceso de inserción de la mina en la comunidad: “la gente de las cinco comunidades estuvo desde el primer momento de iniciación de la mina, antes de 2009. Todos esos años he recopilado información, experiencias y entendés de todo este proceso de una nueva gestión minera que significa, digamos, una minería responsable, mejores controles ambientales, y lo ves que los vienen haciendo. Capaz que nos falta un poco más interesarnos a nosotros por la información, es decir, si nosotros queremos ser parte, si nos interesa tal cosa bueno, planteas ‘yo quiero ir y ver, voy a ir a acompañar”.

En relación a la actividad laboral en la zona, el Comisionado comenta: “el trabajo de la mina es lo que más beneficia: hoy, nuestra actividad principal es la minería. El municipio empezó a encarar la producción de quínoa, el turismo comunitario y la producción de llamas. En realidad pensamos en que estas actividades sean las principales, ése es el objetivo. Y Pirquitas ha apoyado el 100% a estos proyectos, siempre. Obviamente la minería va a seguir estando, porque nosotros somos mineros. Sé que es un trabajo largo concientizar a la gente de que estas actividades sean las principales y que la minería sea como una secundaria. Una minera trae mucho desarrollo hacia los pueblitos del ejido municipal. Uno ve a simple vista por el ingreso económico, el trabajo con los proveedores locales, que son gente que se ha decidido a emprender, de las comunidades. Formar una pequeña empresita de servicios, de transporte y lo están brindando hoy a las mineras. Eso es muy importante. Otra cosa importante es el tema salud, se trabajó también bastante, porque se refaccionó o se hizo ‘a nuevo’ los puestos de salud en cada comunidad. Últimamente, se está por construir uno nuevo en Orosmayo con el apoyo de la minera se comprometió y donde se involucra también la gente del gobierno de la provincia”.

Con respecto a la situación actual de la comunidad, Llampa señala que se notan diferencias entre distintas situaciones: “Te voy a contar algo que viví hace unas semanas atrás, estuve en algunas comunidades en otras zonas de la Puna y las condiciones en las que estamos en Pirquitas son muy diferentes, estamos mucho mejor. Obviamente, a veces todavía nos quejamos. Pero nosotros estamos en condiciones mucho mejores. Y eso, en gran parte, es lo que contribuyó la empresa en esa cuestión. En años anteriores el aporte fue mucho más, porque el gobierno, a veces no estaba. La gestión actual, ha cambiado un poquito las cosas: han tenido la valentía de ir y están solucionando problemas. Se ve el acompañamiento, porque en realidad el responsable es el Estado; no es la empresa. La empresa contribuye como parte de su responsabilidad social minera, pero yo creo que siempre tuvieron la voluntad. Obviamente con planes de control ambiental, con controles de ruido, con controles de polvo y con un plan de desarrollo”.

En referencia a la actividad minera, siempre surge la cuestión de los controles ambientales. Sobre esto Rodolfo Llampa amplía: “yo he trabajado 10 años en la minera, soy técnico de seguridad e higiene; estoy consciente de lo que se hace. Los controles que realizan. Hay gente que no puede ir y decir cualquier cosa sin tener los resultados o estudios en la mano: a nosotros nos falta un compromiso más fuerte, más fuerte porque la mina ofrece que vayas con ellos a los controles, ofrece los resultados y yo, como dirigente, sé que hacen controles. Pero a la gente le hace falta involucrarse un poco más en el tema. La empresa tal vez podría informar más, porque a veces se informa a los presidentes de las comunidades y ellos no bajan a la gente. Estoy viendo de hacer otros mecanismos, para mejorar el método de comunicación. Pero indudablemente hay pequeños grupos que no trabajan en beneficio de todo el pueblo sino que buscan intereses para el desarrollo económico propio. Ellos a veces ponen ciertas excusas diciendo ‘me está impactando el polvo’ o ‘me están contaminando el río’. Lo usan como arma para negociar. Si negocian, bueno, queda todo solucionado. Esa es la forma como se manejan. El resto de la gente está con el tema laboral”.

rufino llampa comisionado nuevo pirquitas

Chinchillas

En cuanto al proyecto de Chinchillas, las expectativas de la comunidad es que avance, para continuar dejando trabajo, obras de infraestructura y apuntalar así los otros emprendimientos que consideran prioritarios para el momento en que no haya minería. Al respecto, R. Llampa señala que: “hablé con varios vecinos, principalmente los que están en las orillas de la ruta, creo que hay que hacer un trabajo asociado. Si pueden dar soluciones bien seguras, y es lo que ellos están pidiendo. No están diciendo ‘no quiero que pase el camión por la ruta’ sino que están diciendo ‘qué posibilidades tenemos de mejorías’; y esto creo que más le corresponde al deber del Estado. Porque el Estado garantiza una inversión en bien del desarrollo. Los muchachos me decían: ‘por qué no hacemos el asfalto, porque van y vienen los camiones y no va a haber polvo, cero polvo’. Bien, eso sería buenísimo, pero en este caso yo creo que lo principal debería verse con el Estado y también con la minera y ver cómo pueden conjugar los dos para poder hacer eso. Y después está la gente, que está de acuerdo con el proyecto. Saben que esto le lleva desarrollo, les lleva bienestar y ese es un tema bastante importante para nosotros. Para el municipio, la minería es uno de los pilares del desarrollo. Obviamente con varios controles que hemos pedido. Tenemos desde la provincia, la policía minera, tiene que estar en el territorio, eso contribuye a mejorar los controles. Obviamente nosotros como pobladores, como dirigentes, tenemos que estar en el lugar. Para mí esto es otra oportunidad de desarrollo con la minería”.

Finalmente Llampa rescata que hoy hay varios factores que se conjugan beneficiando para que se desarrolle Chinchillas: “hoy está el acompañamiento de la provincia en el tema ambiental. Están en el territorio, van, los ves. Esa presencia es muy importante. Entonces está nuestro interés y hay cosas que, a veces, están para mejorar. Cada uno tiene su visión: como corporación la empresa tiene su visión, que es ganar dinero, y como gobierno hay una política que se quiere llevar adelante y nosotros también tenemos una visión que es del desarrollo. Hay que conjugarlas más, hay que comunicarse más y plasmarle para que realmente sea un desarrollo para la minería y que sea sostenible y sustentable. Porque eso es lo que nosotros perseguimos, por eso apostamos a esto por un par de años, si sabemos que vamos a tener unos años más podremos insertar las otras actividades. Un tiempo más va a permitir que todos estos desarrollos se vayan implementando fuertemente y con una base fuerte para que el día de mañana sigamos con esto. Es un tema de desarrollo y de las fuentes de trabajo. Supongamos que se cierra la minera, quién va a ir y decir que va a dar aunque sea unos 20 puestos de trabajo. Unos 30, para tener unas cinco o seis personas de cada comunidad. Es muy importante la minería. Nosotros como municipio apenas podemos pagar los sueldos. No tenemos Rentas, no tenés ingresos. El desarrollo de la minería es muy importante: no por plantearlo con ‘ojos cerrados’ o tomando partido; es muy importante porque sabemos cómo se puede aportar desde las mineras hacia el desarrollo”.

deliberante banner 2017